La configuración perfecta en las frecuencias de ecualización puede hacer que tu música suene aún mejor en el sistema de audio de tu automóvil. Pero todavía muchas personas no suelen hacerlo de la forma correcta.

Esta funcionalidad te permite aumentar o disminuir el énfasis en ciertas frecuencias (conocidas como "bandas") en la música. Es una manera de agregar algunos toques personalizados a tu sistema.

 

Por ello, en este artículo te hablaremos sobre las frecuencias de ecualización y cómo realizarlo en tu automóvil. Además, te contamos algunos secretos que debes saber.

 

¿Qué es la ecualización?


La ecualización es el proceso de ajustar el balance entre diferentes componentes de frecuencia dentro de una señal de audio. Es una poderosa herramienta utilizada para mejorar la calidad general del sonido.

 

Funciona ajustando los niveles de volumen de diferentes bandas de frecuencia, de bajo a alto. Las frecuencias bajas, como el bajo y la batería, ocupan la parte inferior del espectro, mientras que las frecuencias altas, como los platillos y las voces, ocupan la parte superior.

 

Al ajustar los niveles de estas diferentes bandas de frecuencia, puedes controlar el sonido general y crear el equilibrio tonal deseado.

 

Uno de los principales beneficios de usar un ecualizador es corregir cualquier desequilibrio de frecuencia. Por ejemplo, si hay demasiados graves, puede usar el ecualizador para reducirlos.

 

De manera similar, si carece de frecuencias altas, puede usar el ecualizador para aumentarla. Esto ayuda a crear un sonido más equilibrado y pulido.

 

Frecuencias fundamentales


Los rangos de frecuencia (o bandas) van desde las más bajas a más altas. Se hace referencia es de 20 Hz a 20 000 Hz. Las personas pueden escuchar menos que este rango completo a medida que envejecen.

 

A continuación te presentamos el desglose de los siete rangos de frecuencias de ecualización:

 

  • Subgrave: (20 a 60 Hz). El rango de subgraves es el sonido más bajo audible para los humanos. Producen un sonido de gama baja potente y profundo, generalmente reservado para bajos, bombos y sintetizadores bajos. Aportan calidez e impacto a las experiencias de audio.
  • Graves: (60 a 200 Hz). Estas frecuencias son responsables de crear la base y la profundidad del sonido. El bajo es un elemento esencial en varios géneros musicales, proporcionando ritmo y riqueza a la experiencia de audio.
  • Medios bajos: (250-500 Hz). La mayoría de los instrumentos musicales se encuentran en este rango, por lo que es fundamental encontrar un equilibrio entre ellos. En este rango, los instrumentos pueden sonar apagados o cuadrados. Cuando haya menos de esta frecuencia, sonará aún vacío.
  • Medio: (500-2000Hz). El rango medio tiene muchas frecuencias fundamentales en instrumentos musicales y la voz humana. Es el rango más audible, esencial para lograr claridad y presencia en el sonido, puede crear un escenario sonoro bien definido.
  • Medios altos: (2000 a 4000 Hz). En este rango es donde los oídos humanos son más sensibles. Rara vez se realiza, ya que puede dañar los oídos si se hace demasiado fuerte. Reforzar los medios altos puede hacer que la pista suene áspera o que exagere la sibilancia en las voces.
  • Presencia: (4000 a 6000 Hz). Este rango determina la claridad y definición de un sonido. Es donde la mayoría de los estéreos domésticos centran su control de agudos. La música de este rango está bien equilibrada, agrega calidez y dulzura a las cuerdas altas, los sintetizadores y la música orquestal.

Brillo: (6000 a 20 000 Hz). Estas frecuencias son las más altas que el oído humano puede percibir. Van desde irritantes hasta ambientales y atmosféricos.

¿Cómo afecta la ecualización a tus sonidos?


La música que escuchas en tu automóvil puede que suene bien, pero siempre puedes hacer que suene mucho mejor con un ecualizador.

 

La ecualización te permite adaptar la música a tu gusto eligiendo las frecuencias que deseas aumentar y reducir para enfocarte en los elementos de la canción.

 

La frecuencia de ecualización es el número de ciclos por segundo de la onda sonora. Se trata de cuán alto o bajo es el sonido. La frecuencia en el audio es qué tan rápido o lento se mueven las ondas de sonido.

 

Cuándo usar EQ: aplicación correctiva y creativa


La aplicación creativa en la ecualización se trata más de dar forma a un sonido y cambiar sus características sonoras originales. No hay reglas que debas seguir, se trata de crear cosas nuevas y únicas. Si sigues pautas preestablecidas, nunca obtendrás un sonido único, por lo que la experimentación es clave.

 

La ecualización correctiva se trata de arreglar un sonido, ya sea limpiando los graves, resonancias o cambiando el balance espectral general. Si bien existe un cierto grado de experimentación en este caso, generalmente lo que harás es alterar ciertos factores como:

 

  • Resonancia.
  • Balance.
  • Limpieza.

Los cambios que hará con la ecualización correctiva serán mucho menos drásticos que con la ecualización creativa.

Conclusiones

Gracias a las frecuencias de ecualización podrás aumentar, reducir o neutralizar los sonidos específicos de la música. Te permitirá ajustar la salida de audio para enfatizar frecuencias particulares sobre otras.

 

Encontrar la mejor configuración de ecualización te permite lograr una óptima calidad de sonido y una experiencia auditiva más eficaz.

 

En Genius Audio te ofrecemos los mejores equipos para que puedas repotenciar el sistema de audio de tu automóvil. Ponte en contacto con nuestros asesores de ventas y descubre todo lo que tenemos para ti.


Quizá te pueda interesar