Seguramente te estarás preguntando cómo evaluar la calidad del sonido del sistema de audio de tu automóvil. Bien sea si lo acabas de sacar de la agencia, lo compraste usado o hayas reemplazado ciertos componentes del que tenías anteriormente.


El bajo rendimiento en esta área de entretenimiento del auto te puede causar rápidamente tensión, frustración y terminar costando más dinero para actualizarlo más adelante.


Por ello, en este artículo te hablaremos sobre cómo evaluar la calidad de sonido de tu car audio. Te contamos sobre uno de los mejores métodos para hacerlo y los factores que debes tener en cuenta.


El método de Ivor Tiefenbrun para evaluar la calidad de sonidos


El método de Ivor Tiefenbrun fue creado por el presidente y dueño de Linn Products Ltd, una empresa fabricante de equipos de audio y cine de alta fidelidad, con sede en Glasgow, Escocia.
El procedimiento que plantea Tiefenbrun es centrar y escuchar con toda la atención posible un único instrumento y luego seguir la melodía. Es necesario dejar a los demás instrumentos en un segundo plano.


Esto se debe a que un eficiente equipo de car audio debe tener la capacidad de reproducir cada instrumento por separado con fidelidad, por lo que debe ser fácil escucharlo sin requerir para ello de mucho esfuerzo.


Pero esta estrategia no resulta igualmente efectiva para todos los géneros musicales. Es ideal para la música orquestal y un poco más complicada para los ritmos modernos que tienden a tener fusiones, sonidos electrónicos digitales y distorsión.


Pero si la pista musical que se está escuchando está grabada con buena calidad, esta estrategia es totalmente efectiva. En cambio, si el equipo no es eficiente, los instrumentos se escucharán desordenados y será más difícil identificar con precisión cada uno de ellos.


Cómo identificar factores de calidad de un componente de audio


Aparte del método Ivor Tiefenbrun que te acabamos de explicar, cuando te preguntas cómo evaluar la calidad del sonido, se tiende a probar diversos equipos y dispositivos y centrarse en identificar esos atributos que demuestran su calidad.
A continuación, te explicamos esos elementos que debes tener en cuenta cuando vas a realizar tus pruebas de sonido. Los que se presentan son los más fáciles de identificar. Veamos.


La escena sonora


Si hay una buena grabación de la pista musical que se está escuchando, entonces las bocinas podrán reproducir eficientemente cada instrumento por separado.

Incluso en la ubicación donde estuvo en el escenario al momento de realizar la grabación. De esta forma se recrea una escena sonora virtual con profundidad y amplitud.

Si te concentras y cierras los ojos, deberías percibir la voz del cantante frente a ti, los instrumentos que están ubicados a la derecha y a la izquierda o detrás. Nunca deberías identificar que el sonido se emite de una bocina.

Los transitorios


Los transitorios son un breve estallido de energía que escuchas al comienzo de cualquier sonido. Los más ruidosos son cosas como los golpes de batería, donde el chasquido de la baqueta en el parche envía una fuerte onda de sonido al micrófono.

 

Muchos dispositivos de audio no logran reproducirlos de la forma correcta porque tienden a ser cortos. Aunque estén en la grabación, probablemente se encuentren disfrazados y no puedas reconocerlos bien.

 

Un buen dispositivo de calidad debería reproducir estos sonidos de manera precisa y creíble. Al contrario, si el equipo es deficiente no podrá reproducirlo bien y por consiguiente será difícil de identificarlos.

 

El nivel de detalle


Establecer el nivel de detalle que puede recrear el dispositivo de audio que se está probando es simple, siempre y cuando sean de buena calidad, así como sus entradas y salidas de sonido.

Si la pista musical tiene un alto nivel de microdetalles, incluso podrás percibir la respiración de los músicos que tocan, por ejemplo, los instrumentos de viento, sobre todo el de la flauta y la trompeta, o el sonido del roce de los dedos cuando tocan las guitarras.

 

Si la distorsión supera cierto umbral nos provocará fatiga acústica


Uno de los principales desafíos a los que se enfrentan los dispositivos de audio como los altavoces o amplificadores es la distorsión.

 

Suele suceder cuando se aumenta el nivel de la presión de sonido por encima de cierto umbral. Esto ocasiona fatiga acústica, lo que estropea la experiencia de disfrutar tu música favorita.

 

Si aumentas el volumen y luego de unos segundos sientes alguna especie de molestia en los oídos o presión mental, lo más probable es que el rendimiento del dispositivo que estás probando se está viendo afectado por la distorsión.

Conclusiones


Saber cómo evaluar la calidad del sonido de tu sistema de car audio es necesario para que puedas hacer los ajustes correspondientes y tener la mejor experiencia al momento de escuchar tu música.

 

Para ello, puedes poner en práctica el método de Ivor Tiefenbrun, así como también, tener en cuenta ciertos aspectos claves como la escena sonora, los transitorios, el nivel de detalle o la fatiga acústica producto de la distorsión.

 

En Genius Audio queremos brindarte los mejores componentes de la más alta calidad para que cuentes con un sistema de audio de alta potencia. Ponte en contacto con nosotros, visita nuestro catálogo de productos y descubre todo lo que podemos ofrecerte.


Quizá te pueda interesar